Actividad de integración

En esta oportunidad compartimos con ustedes una actividad sencilla de integración para un grupo de perros. En un espacio delimitado se ofrece un recurso bien disperso que los perros deben buscar utilizando su nariz. Para  mayor complejidad se puede hacer sobre pasto. Esta dinámica promueve la integración de un perro nuevo en el espacio y la relajación general de todos los miembros del grupo ya que la utilización de la nariz es un desestresante natural para los perros. Esta es una estupenda forma de crear una atmósfera tranquila y distendida y a la vez ir formando lazos entre los individuos. Ayuda a crear tolerancia y enseña a compartir en armonía.

PERO CUIDADO!! Si el perro que llega (o algún perro residente) tiene tendencias a proteger la comida debemos hacer esta actividad con los siguientes recaudos:

  • Debemos ofrecer un recurso bien abundante y bien distribuido (si el recurso es escaso o está concentrado es más probable que haya un conflicto).
  • Tratar de tener un solo animal con el problema de protección de recurso a la vez en el grupo al realizar este ejercicio (si hay más de uno, hacer turnos).
  • El individuo en cuestión debe estar con correa y bozal que le permita comer. Una persona lo tendrá sujeto todo el tiempo acompañándolo, sin tensión.
  • Lo haremos participar de la actividad en una zona levemente apartada para que no se sienta invadido, con los días lo iremos integrando cada vez más a la zona de acción general.
  • Evitaremos que otros perros se metan en su espacio personal en esta actividad.
  • Retiraremos antes de comenzar cualquier perro que pueda responder agresivamente ante un error o intento de agresión del individuo en cuestión o lo tendremos también con correa.
  • Ante la duda no realizar esta actividad si creemos que no podremos tener un resultado pacífico.
  • Si tenemos un problema grave lo ideal es consultar un profesional que vaya a nuestro domicilio y trabaje con técnicas amigables.

 

Deja un comentario