Enseñando la llamada!

Artículo escrito por Marcela Canabal, Instructor Canino 

Cómo arruinar el efecto de la llamada con tu perro en 4 pasos rápidos:

1-Lleva al perro no adiestrado al parque y suéltalo para que juegue, cuando quieras irte llámalo muchas veces, desde lejos claro. Si estás sentado, mejor.

2-Cuando ves que el perro te ignora, llámalo enojado, muchas veces, sin ir a buscarlo, por su puesto. Es ideal ir subiendo el tono y usar el nombre con voz iracunda. Podemos agregar alguna amenaza también, se usa mucho.

3-Al darte cuenta de que el nombre y la llamada ya no sirven, grita mucho y sin parar: “tomá, tomá Fulano, vení, tomá” Hay que probar el soborno, no?

4-En el momento en que el perro decida venir, como estás enojado y frustrado porque no hizo caso en seguida y te dejó pegado con la gente del parque, rezonga a tu perro (por venir), coloca la correa, termina el paseo y vete del parque, indignado.

*Dato extra para los alumnos avanzados: dado que el perro no responde bien al nombre ni al llamado, es muy recomendable que lo lleves al parque cada vez menos, de esta forma el perro estará desesperado por correr y jugar y responderá aún peor a cualquier indicación que le des.

Ahora en serio:

Como mejorar la llamada con tu perro en 4 pasos rápidos:

1-Lleva al perro no adiestrado al parque y permite que juegue pero deja colocada una cuerda larga de 10 metros enganchada a un arnés anti-tirones. De vez en cuando, cuando veas que no está muy entusiasmado jugando con un perro, llámalo y dale premios apetitosos (no ración!), acaricialo y juega con él. Siempre deja que vuelva a jugar y a olfatear. También es buena idea premiar los acercamientos que sean voluntarios de igual manera.

2-Cuando el perro ignora tu llamado, usa la cuerda para traerlo hacia tí gentilmente al tiempo que haces que te alejas en la dirección contraria. Cuando te siga, premialo y deja que vuelva a jugar. No grites desde lejos, si no viene lo ideal es ir a buscarlo y usar la cuerda larga porque estás adiestrando a tu perro!

3-Al darte cuenta de que el nombre y la llamada van siendo cada vez más efectivas, sigue reforzando haciendo cosas divertidas con tu perro y pasándola bien. Jamás lo llames para hacer cosas que no le gusten como irse del parque, bañarlo o cortarle las uñas. Tampoco lo llames nervioso o enojado si ves que se aleja, trata de usar un tono amable y alegre, aunque esté por cruzar la calle (para eso es la cuerda larga).

4-En el momento en que el perro decide venir, aunque estés enojado y frustrado porque no hizo caso enseguida y te dejó pegado con la gente del parque, no lo rezongues porque estarías castigando la acción de venir!!! Premialo igual y piensa que debes practicar más!

*Dato extra para los alumnos avanzados: trata de llevar a tu perro a todas partes, que socialice con muchos perros, personas y situaciones. Asegúrate de que pueda jugar y correr todo lo que necesita para que pueda estar atento a tus indicaciones.

*ALGO IMPORTANTE: si haces todo esto y falla intenta hacerlo en un sitio sin distracciones, sin otros perros por ejemplo y ve haciendo más difícil el desafío en forma progresiva. Cuando las cosas fallan debemos revisar la técnica y el entorno en donde tratamos de aplicarla.

Deja un comentario