¿Y para qué tanta correa?

Artículo escrito por Marcela Canabal, Instructor Canino 

Esto me preguntaron unas personas el otro día en el parque cuando estaba yo trabajando con Runa, una cachorra de 7 meses de Bóxer, con 10 metros de correa. Para mucha gente es lógico pensar, que mientras más cerca tengo al perro, con la correa más corta, más controlado lo voy a tener. Para mi, es completamente a la inversa, mientras más distancia y más libertad puedo darle a mi perro (o al perro con el que esté trabajando), mejor relación podré construir con él, porque si se acerca a mi será algo totalmente voluntario y no forzado por una herramienta que lo limite.

Según mi forma de ver las cosas, para trabajar con un perro la distancia mínima de correa es de 2 metros ¿porqué?, porque el espacio personal que tenemos las personas y los perros es aproximadamente de 1 metro de diámetro (esto varía de un ser a otro, obviamente), por lo tanto, me parece fundamental que cuando paseamos con un perro, el mismo pueda alejarse más allá de nuestro espacio individual, para no sentirse asfixiado literalmente por nuestra energía. Por otro lado, pensemos que los perros tienen 4 patas, 2 más que nosotros! es muy evidente que el ritmo de movimiento que tienen en muy distinto al nuestro. 

Ya está, entonces 2 metros está bien ¿y entonces para qué sirve usar una correa de más de 2 metros? Bueno, la verdad es que a mi 2 metros me sigue pareciendo poco, sobre todo en un contexto como el parque o la playa. Los 2 metros podrían ser para ir por una vereda y sobre todo cuando el perro ya está medianamente adiestrado en seguimiento, de lo contrario es muy factible que con esa distancia aún aparezcan problemas de tironeo. Para un perro no entrenado, se puede comenzar a trabajar con correas largas de 3 y 5 metros, para aprender a manejar de a poco este tipo de material (que puede ser difícil al principio) y para enseñar cosas básicas al perro antes de aumentar la distancia a 10 metros. Veamos entonces las ventajas de trabajar con 3 metros o más:

  • Como primer punto más importante, reduce el tironeo desde el primer momento.
  • Podemos alejarnos del perro y enseñarle a que nos siga y que venga cuando lo llamo (si lo tengo siempre a mi lado ¿como le enseño estas cosas?).
  • Podemos permitir la exploración y el olfateo en forma natural y segura.
  • Podemos permitir la socialización con otros perros y el juego sin estar en el medio.
  • Podemos jugar nosotros con el perro más cómodamente (si tengo al perro con una correa de un metro es imposible tirar la pelota o jugar a perseguirnos…)
  • Facilita la enseñanza de la obediencia básica (es imposible enseñar por ejemplo a un perro a quedarse quieto si no podemos alejarnos más de 2 pasos de él!)
  • Facilita el aprendizaje de los límites del entorno (ayuda a que el perro comprenda que debe parar en el cordón, no entrar en casas ajenas, no ir hacia la basura…)
  • Nos deja saber cuales son los gustos y preferencias de cada perro en particular, porque se puede expresar mucho mejor que al estar siempre limitado!

De todas formas hay que aclarar varias cosas para que todo salga bien:

  1. Se recomienda unir la correa larga a un arnés de enganche frontal, anti-tirones para no lastimar al perro y acelerar el aprendizaje. Nunca usar la correa larga con collar de ahorque o dogal porque es peligroso!
  2. Usa siempre afecto, premios de comida y juegos cada vez que el perro se acerca a ti, te sigue o hace algo que es correcto, para que luego lo repita y más tarde se convierta en un hábito.
  3. Si el perro tira de la correa, nunca avances en esa dirección, cambia el rumbo y avanza hacia donde la correa esté floja. Si avanzas cuando el perro tira, es en vano tener más distancia de correa!
  4. Comienza en forma gradual a aumentar la distancia con tu perro, si al día de hoy tienes una correa común de 1 metro y poco (como tiene la mayoría!!), puedes pasar a 3 metros, luego a 5 y más tarde a 10. Para aprender tú a usarla y para que también el perro se acostumbre a trabajar contigo en ese formato.

Aquí vemos a Runa disfrutando de poder moverse con 10 metros de correa y en todo su esplendor cachorril:

Deja un comentario